• Aguascalientes de México

La Soberana, evento de motos en LA ISLA SAN MARCOS #Aguascalientes "México"

Esta muestra debe enseñarnos algo. Somos la tierra de la gente buena, no tenemos playas y en gran parte la economía local se debe al turismo. Solo tenemos LA FERIA DE SAN MARCOS (Que ya no es tarea de nadie, porque es una tradición que sale sola a flote), aunque siempre se puede mejorar y publicar de mejor manera. Y el FESTIVAL DE CALAVERAS, el cual aún puede ser más explotado.

Los eventos en Aguascalientes siempre se miden respecto a la derrama económica que estos dejan a su paso. Se investiga la ocupación hotelera, la repercusión en todo el sector comercial y todas sus ramificaciones.

Somos una especie de estado dependiente y no dependiente a su vez del turismo. Por estar en esa confusión es que aún no se le da el justo peso al asunto.

Pero sucesos como este de LA SOBERANA, pueden dejar mucho que aprender.

Hace unos meses me encontré con un vecino, el cual me comentó que querían traer a los clubs de motos de todo el país. A las pocas semanas ya había hecho eco su idea y estaba en una reunión donde me comentaban que querían traer a la legendaria banda de rock Creedence. Comenzaron a golpear puertas y en poco tiempo ya estaban haciendo cotizaciones, reunidos con los hoteleros de Aguascalientes y haciendo una planificación comercial de las áreas que necesitaban rentar para salir con los costos de producción adelante.

Este grupo de motoqueros estaba armando algo GRANDE. Pero sin ellos saberlo estaban dando una clase de turismo. Porque sin duda eran novatos en el hecho de armar un evento, y sin saberlo estaban armando ellos de manera independiente un evento que podría convertirse en un clásico de Aguascalientes.

Aguascalientes necesitaría al menos cuatro grandes sucesos turísticos al año para brillar económicamente en varios sentidos. LA SOBERANA, podría llegar a serlo y seguramente muchos querrán sumarse a esto que salió de la mente y trabajo de unos pocos hombres amantes de las motos.

Quizás muchos no lo saben, pero detrás de esas costosas motos gigantes, los chalecos llenos de pin y los tatuajes, barbas largas y actitud de hombres de carreteras, están los empresarios más exitosos en varios sectores de la sociedad. Esos motoqueros son empresarios y profesionales que se unen de una manera fraternal mes con mes a dar vueltas con sus motos, mientras conviven en lo que ellos llaman hermanadas.

No es uno ni dos, son varios clubs que unen a estas personas no solo en Aguascalientes, en todo el país se manifiestan estas agrupaciones. ¡Y fue de ahí que nació la brillante idea de crear esto que hoy ya puede llamarse UN ÉXITO!

Me di a la tarea de hablar con muchos de los clubs participantes y el ánimo era parejo. Había empatía, había paz y espíritu familiar. Obviamente había cientos de detalles a mejorar, era de esperar sabiendo que no tenían mucha preparación en la elaboración de ese pastel gigante del entretenimiento. Llenar la Isla San Marcos es algo no tan fácil de conseguir fuera de feria. Estamos hablando de un fenómeno que se hizo real en un mes de marzo en tierra hidrocálida.

Este evento nos debe enseñar a estar más receptivos a las cosas que pasan a nuestro alrededor. No hizo falta que nadie los mueva, ellos se movieron. No esperaron que les den nada, salieron a buscarlo y lo encontraron.

Fue una invasión de motos en la ciudad que requirió de un esfuerzo extra de todos. Se movieron policías, tránsitos, cuerpos de seguridad y salud por todos lados. Las gasolineras requirieron estar preparadas, así como los hoteles que estaban con ocupación al 100%. La gastronomía, la limpieza, todo debió estar al 100% porque 15000 motos llegaron a mover nuestras calles en 4 días.

Me sorprendí al ver tanta gente el día del evento de Creedence, pero sobre todo tantas personas con ganas de más. Un público adulto, ordenado, consumidor estaba presente en un evento que repito, no solo les dejó una gran lección a los organizadores, sino a todos los presentes.

¡SE PUEDE! Y se tiene que seguir apostando a crecer como sociedad. En esos momentos se entiende que la colaboración si deja frutos. En vez de destruir estas personas se dedicaron a construir en equipo. Y de repente aquellos 3 o 4 que escuché soñadores hace unos meses, eran decenas de colaboradores en distintas áreas.

En lo personal fue un gusto ver cómo se gestó este fenómeno que seguramente y bajo otras circunstancias brillará nuevamente. Muchos dirán con facilidad la próxima vez, pero hay que recordar y tomar como ejemplo el inicio de todo esto.

Felicidades a esos motociclistas que comenzaron con esa loca idea, fue una realidad.

Andrés Vancook

www.andresvancook.com

WWW.AGUASCALIENTESDEMEXICO.COM

LOGO OFICIAL 2022.png