• Aguascalientes de México

PREOCUPA EL AICM SATURACIÓN DE PISTAS

En el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) las líneas comerciales se quejan de un aumento indiscriminado de operaciones, lo que contribuye a un doloso tráfico de aviones.

De 2013 a 2018 se reportó, tomando como parámetro el mes de junio, un aumento de 16.26 por ciento de llegadas de aviones comerciales, en tanto que sólo en el último año creció un 2.4 por ciento. El AICM cuenta con dos pistas paralelas separadas 305 metros entre sus ejes; sin embargo, una es instrumentada sólo para los aterrizajes y otra, para las salidas, por lo que usualmente se realizan al unísono un despegue y un aterrizaje.

Una de las principales causas para que un piloto realice una «ida al aire» son la reducción de tiempos en las operaciones de aterrizaje o despegues, lo que ocasiona que aviones permanezcan las pistas camino a los rodajes en plena aproximación de otro.

«En este caso el problema principal en materia de tráfico aéreo estriba en el manejo de los aterrizajes, y con la congestión del AICM, que supera las 50 operaciones por hora todos los días, promediando hasta 35 mil operaciones mensuales, de las que la mitad son aterrizajes», dijo un piloto de una aeronave comercial.

«Tenemos en todo momento sobre el cielo de la metrópoli una fila de aviones efectuando su patrón de aterrizaje, con una mínima separación entre cada uno que deja muy poco margen de error, lo que hace que con cualquier problema, desde un avión que alargue su recorrido por la pista, la intrusión accidental de un vehículo terrestre o los sorpresivos cambios meteorológicos, se provoque que el avión que sigue se tenga que ir al aire.

Añadió que las «idas al aire» no son emergencias, y que ni siquiera se consideran incidentes, salvo en ciertos casos que ameritan el levantamiento de un acta por ocurrir en circunstancias muy irregulares.

«Se trata de una maniobra que se decide cuando hay una aproximación inestable o un obstáculo, y simplemente el avión aborta el aterrizaje y se va de nuevo al aire para volver a realizar la aproximación, normalmente sin mayor consecuencia que el gastar más turbosina y llegar con retraso»

«Tradicionalmente no se llevaban estadísticas del número de idas al aire en el AICM, pero por su notable aumento y el riesgo que implican en un ambiente de operaciones saturado, desde diciembre del año pasado las autoridades ya llevan la cuenta, y el resultado es preocupante.

«Del primero de diciembre del 2018 al 29 de junio de este año se registraron 729 ‘idas al aire’ (88 por ciento por parte de aerolíneas nacionales), lo que significa que diariamente se estarían realizando de 3 a 4 de estos procedimientos, lo que es nada menos que el doble de lo que se considera el máximo aceptable», añadió el piloto.

LOGO OFICIAL 2022.png