• Aguascalientes de México

ACLU demanda al Departamento de Seguridad Nacional de EU por retener información sobre migrantes.

La Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU) presentó este jueves una demanda contra el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos por retener indebidamente información pública sobre la práctica de liberar a migrantes detenidos, que se encontraban hospitalizados y a punto de morir.


El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), agencia del DHS encargada de mantener bajo custodia a los migrantes que enfrentan la deportación, también fue nombrado en la demanda.


ACLU explicó en un comunicado que esta práctica ha permitido al ICE evitar que se realicen investigaciones sobre las muertes de los detenidos que se encontraban hospitalizados, que se paguen los costos médicos, y que se presente información detallada sobre los decesos.


Eunice Cho, abogada del Proyecto Nacional de Prisiones de ACLU, dijo que la práctica de ICE de liberar formalmente de su custodia a los detenidos horas antes de su muerte es “inconcebible”.


Añadió que la agencia federal “está evitando las responsabilidades más básicas por su falta de cuidado de las personas bajo su custodia”.


La queja legal presentada en el Tribunal federal para el Distrito de Columbia enumera varios casos entre los que se encuentra el del mexicano Martín Vargas Arellano que, tras contagiarse de Covid-19 en el Centro de Detención de migrantes de ICE en Adelanto, California, tuvo un derrame cerebral y fue trasladado a un hospital por las autoridades migratorias.


ICE liberó formalmente a Arellano de su custodia tres días antes que muriera en el hospital. La agencia no informó a su familia o abogado de su hospitalización o muerte.


Margaret Hellerstein, la abogada de Arellano, tardó diez días para encontrar el cuerpo de Arellano en una morgue.


“Es probable que el número total de muertes de detenidos sea mucho mayor que el informado por ICE”, alega la demanda asegurando que la agencia tiene una “cultura de secretismo”, que contribuye a no reportar y revelar las muertes y las condiciones de detención que llevaron a los decesos de migrantes.


Basados en la Ley de Libertad de Información de Estados Unidos, ACLU había solicitado en julio pasado a ICE el acceso a documentos relacionados con esta práctica pero ya han pasado más de 80 días y no han recibido respuesta de la agencia. La demanda pidió el procesamiento inmediato de esta solicitud.


“Con cada día que pasa, los migrantes detenidos continúan enfrentándose a condiciones peligrosas y una falta de rendición de cuentas. El público sigue sin saber nada al respecto”, subrayó Cho.


LOGO OFICIAL 2022.png