• Aguascalientes de México

Afirmaciones de Amber Heard sobre la relaciona con Johnny Depp se encuentran en entredicho.

“Siento como si estuviera en un juicio en la corte de la opinión pública, y mi vida y carrera dependen de miles de opiniones lejos de mi control” escribió Amber Heard en un artículo publicado el 18 de diciembre de 2018 en el periódico estadounidense The Washington Post, justo cuando el movimiento #MeToo se encontraba en apogeo en Hollywood.


A más de tres años, las palabras escritas por Heard se vuelven realidad. Sus afirmaciones acerca de la relación que sostuvo con Johnny Depp se encuentran en entredicho y podrían costarle 50 millones de dólares, monto reclamado en la demanda por difamación presentada por el intérprete de Jack Sparrow.


En el juicio, que comenzó en 2019, se van a presentar testimonios y pruebas sobre la relación de los actores ante la jueza Penney Azcarate y un jurado conformado por 7 personas, en el tribunal de Distrito del condado de Fairfax, Virginia. Según Depp, decidió comenzar el conflicto legal para limpiar su nombre y, sobre todo, su imagen ante el público que lo admira.


A pesar de que ambos actores viven en California y se casaron en dicho estado, la defensa de Depp decidió presentar la demanda en Virginia, ya que los servidores del periódico que publicó la editorial de Heard se encuentran en dicho estado. Además de ser más favorables las leyes de dicho estado para las pretensiones legales del actor.


La demanda de Depp argumenta que, aunque no fue mencionado directamente, perdió contratos millonarios debido a que Heard declaró que vivió abuso doméstico. El 20 de diciembre de 2018, dos días después de la publicación del artículo, Disney anunció la salida de Depp de la sexta entrega de la franquicia de Piratas del Caribe.


En este proceso judicial, Heard contrademandó a Depp por 100 millones de dólares en agosto de 2020. Su defensa consiste en sostener que fue agredida en su matrimonio, que el artículo publicado no versaba sobre Depp sino sobre un asunto público (prevención de la violencia doméstica) y que el actor coordinaba una campaña para destruir su carrera. La actriz que da vida a Mera en Aquaman consideró unas declaraciones de Adam Waldman, exabogado de Depp, hechas al diario inglés The Daily Mail como un intento de destruir su imagen.


La pareja se conoció en 2009 durante la filmación de la película The rum diary (Diario de un seductor, en español). En ese entonces Depp mantenía una relación con Vanessa Paradis, con quien tuvo a sus dos hijos, y Heard con la fotógrafa Tasya van Ree. Ambos terminaron sus respectivas relaciones en 2012.


Tras 15 meses de matrimonio, Heard solicitó el divorcio en 2016 por diferencias irreconciliables, principalmente agresiones, pidiendo una manutención mensual de 50 mil dólares, aparte de quedarse a vivir en la casa en la que cohabitó la pareja.


Depp no realizó declaraciones durante su divorcio por encontrarse en la promoción de la película Alicia a través del espejo. En su defensa, se filtró una carta de su expareja Vanessa Paradis que dice “creo con todo mi corazón que las acusaciones que se han hecho son exageradas (…) nunca ha abusado físicamente de mí y el hombre con el que viví 14 maravillosos años de mi vida no es así”.


Por su parte, Heard fue arrestada en 2009 por agredir a su entonces novia Tasya van Ree en el aeropuerto de Seattle. En 2016, van Ree declaró que la actriz había sido acusada injustamente por una malinterpretación de los oficiales del aeropuerto.


En 2020, Depp demandó por difamación ante la justicia del Reino Unido al diario inglés The Sun y a su editor, Dan Wootton, por un titular en el que se refirieron al actor como “golpeador de esposas”. El proceso, en el que Heard se presentó como testigo, culminó con el rechazo a la demanda de Depp al considerar que sí existieron indicios de que el diario inglés no estaba mintiendo.


El 12 de abril se abrió el juicio que se lleva a cabo en Virginia a presentación de pruebas y testigos. A favor de Depp, han subido al estrado vecinos que convivieron con la pareja de Hollywood, extrabajadores, los policías que acudieron a la casa de Depp ante una llamada de Heard el 21 de mayo de 2016, entre otros.


Los policías que acudieron a la casa durante una de las peleas declararon no recordar ningún golpe visible en Heard. En cambio, notaron poco colaborativa la actitud de la actriz al no aceptar la valoración de un médico para que se levantara el acta correspondiente. La abogada de Heard, Elaine Bredehoft, trató de desestimar las declaraciones de los oficiales sugiriendo que son fans de Johnny Depp.


La administradora de la isla que compró Depp en las Bahamas en 2004, Tara Roberts, dijo que nunca vi agresiones de Depp hacia Heard y que ella solía tener actitudes hostiles tanto para él como para otras personas.


El exrepresentante de ambos actores, Christian Carino, declaró que el productor principal de Piratas del Caribe le dijo que no consideraría más a Depp debido al escándalo iniciado por Amber Heard. Lo anterior derrumba uno de los argumentos de la defensa de Heard en el juicio: que Disney había tomado la decisión meses antes de la publicación del artículo.


Laura Wasser, exabogada de Johnny Depp durante su divorcio, identificó una carta que Heard le envió a Depp como extorsión donde exigía rentas mensuales y un penthouse a cambio de no presentar una demanda por violencia.


En 2016, Amber Heard ganó una orden de restricción contra su exesposo tras alegar que él la había agredido físicamente al arrojarle un teléfono celular directo en la cara. Este argumento se desmoronó gracias al juicio. La defensa de Heard presentó la semana pasada un kit de maquillaje como prueba de que la actriz tenía que cubrir las huellas de la violencia física ejercida por Depp.


La empresa fabricante de ese maquillaje, Milani, desmintió la existencia de dicha línea en las fechas señaladas por la defensa de la actriz, pues comenzó a venderse hasta diciembre de 2017. La pareja de actores se divorció en mayo de 2016.


También se presentó Terrance Dougherty, miembro de la Unión estadounidense por las libertades civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) donde Amber Heard es embajadora de los derechos de la mujer. Dougherty declaró que Heard no donó la totalidad de los 7 millones de dólares que ganó en el juicio de divorcio de Depp como prometió públicamente y juró ante los tribunales de Reino Unido.


De esta manera terminan las dos semanas que duró la acusación de Depp y la próxima sube al estrado Amber Heard para dar su testimonio y presentar sus testigos y pruebas. Durante estas dos semanas la balanza en la opinión pública se ha inclinado a favor del actor. Mientras tanto, Heard tendrá la oportunidad de demostrar la veracidad de su historia que, durante 12 días, ha quedado en entredicho.


LOGO OFICIAL 2022.png