• Aguascalientes de México

Checo Pérez admite que hay falta de oportunidades en la F1 para pilotos Latinoamericanos.

El mexicano Sergio Pérez, piloto de la escudería Red Bull, admitió este miércoles que en América Latina hay varios pilotos con talento, pero no llegan a la Fórmula 1 por falta de oportunidades.


“Hay un buen talento en mi país, hay buenos pilotos, igual en toda Latinoamérica, pero es un deporte en el que no hay muchas oportunidades. Se abren uno o dos lugares por año, dependerá qué tanto lo quieran”, explicó el conductor mexicano más ganador en el Gran Circo, quien se prepara para este fin de semana correr el Gran Premio de su país.


El nacido hace 32 años en Guadalajara consideró que si los latinos quieren entrar en la parrilla de la máxima categoría del auomovilismo que “vive la mejor era de pilotos de la historia” deben hacer lo que él hizo a los inicios de su carrera, mudarse a algún país europeo a ‘foguearse’.


“Ahora los pilotos llegan con más años de preparación que cuando yo llegué en 2011. Seguimos atrás de Europa y para que tengamos representantes en la Fórmula 1 necesitamos que vayan a Europa desde temprana edad, que compitan en sus pistas y sus neumáticos porque al final la Fórmula 1 no deja ser un deporte europeo”, expresó el ganador de cuatro Grandes Premios.


En la actual parrilla de la Fórmula 1, Pérez Mendoza es el único conductor latino y uno de los tres hispanos junto a los españoles Fernando Alonso, de Alpine, y Carlos Sainz, de Ferrari.


Además, desde que el brasileño Ayrton Senna ganó el bicampeonato del mundo en 1990 y 1991 no ha habido otro oriundo en latinoamérica que haya sido monarca en la máxima categoría del automovilismo en el mundo.


“No he sufrido discriminación en la Fórmula 1 por ser latinoamericano, mas si tengo una buena carrera no se habla tanto como si fuera un piloto europeo y si tengo una mala carrera se habla más. Soy afortunado de ser mexicano y es parte del deporte, no me gusta quejarme de esto”, añadió Checo.


Pérez acaba de conquistar su primer título de constructores la semana pasada tras el Gran Premio de Estados Unidos y en las tres fechas que le restan a la temporada 2022 lucha por adueñarse del segundo lugar del campeonato de pilotos, que pelea con el monegasco Charles Leclerc, de Ferrari.


Desde que fichó por Red Bull en 2020, Checo ha destacado como un fiable escudero de su compañero, el hollandés Max Verstappen, al que ha ayudado a ser bicampeón del mundo, tarea por la que se ha ganado el apodo de “Ministro de defensa”.


“Me da risa este apodo, se ha vuelto muy famoso por todos lados, pero me gusta más el de ministro de ataque porque me gusta más atacar que defender. Pero también es bueno tener defensa”, sentenció el tapatío.


portada 444.jpg