• Aguascalientes de México

Cinco días de bloqueo entre EU y Canadá.

Durante cinco días, un bloqueo de camionetas, autos y un puñado de camiones comerciales ha cortado el tráfico en el Puente del Embajador (Ambassador Bridge), el cruce fronterizo más transitado entre Canadá y Estados Unidos. También hay bloqueos en otros dos cruces. Durante dos semanas, manifestantes han protestado contra las restricciones por la Covid-19 y el primer ministro Justin Trudeau.


Aquí hay un vistazo a las protestas en curso que se han apoderado de Canadá, interrumpiendo el comercio internacional e impulsando a Washington a presionar a Ottawa para que ponga fin al sitio fronterizo.


Gran parte de esto puede estar relacionado con la ira contra Trudeau, un político del Partido Liberal que ha sido primer ministro desde 2015 y es odiado por muchos conservadores, particularmente en la provincia occidental de Alberta, la más conservadora del país.


En 2019, mucho antes de las protestas actuales, los manifestantes condujeron un convoy de cientos de camiones desde el oeste de Canadá hasta Ottawa en oposición a un impuesto al carbono del gobierno de Trudeau, una medida ambiental que, según dijeron, perjudicaría a la industria petrolera. Muchos usaron chalecos amarillos en solidaridad con un movimiento de protesta francés de ese mismo año contra la injusticia económica percibida.


El “convoy de la libertad” de este año comenzó en enero con los primeros vehículos que también partieron de la parte occidental del país y se unieron manifestantes de otros lugares.


Los organizadores del convoy dijeron que se sintieron motivados a protestar por un requisito del gobierno federal de que los conductores de camiones estén completamente vacunados contra la Covid si quieren evitar una cuarentena de 14 días al volver a ingresar desde los Estados Unidos. Sin embargo, es una medida bilateral en la que Estados Unidos impuso la misma regla el 22 de enero, lo que significa que incluso si Canadá terminara con la restricción, no habría ninguna diferencia práctica.


Los manifestantes en Ottawa, Ontario y otros lugares exigen principalmente el fin de todos los mandatos de vacunación contra el Covid-19 y otras restricciones, incluidos los requisitos de cubrebocas, aunque la mayoría de ellas fueron implementadas por los gobiernos provinciales. Los manifestantes también han pedido la renuncia de Trudeau.


El “convoy de la libertad” fue anunciado a principios de enero por un grupo llamado Canada Unity, fundado por James Bauder, partidario de las teorías de conspiración de QAnon. También participan Tamara Lich, quien anteriormente perteneció al Partido Maverick de extrema derecha, que pide que el oeste de Canadá se independice; y un exmiembro del destacamento de seguridad de la Real Policía Montada de Canadá.


Pocos camiones comerciales reales son parte del bloqueo en el Puente Ambassador. El primer ministro de Ontario, Doug Ford, dijo el viernes que el último conteo que tenía era de cinco de ellos allí, y el resto eran autos personales: “El 99% de los camioneros están trabajando duro (…) Se trata de una declaración política, de eso se trata”, dijo.


Algunas figuras de extrema derecha parecen estar tratando de capitalizar las protestas y la fatiga pandémica para tratar de revitalizar sus movimientos, que representan a una pequeña minoría de canadienses.


Trudeau se ha mantenido firme en contra de levantar los mandatos de vacunas, y ha dicho que los manifestantes son parte de un “margen reducido” que cree en teorías de conspiración y usa “sombreros de papel de aluminio”. Eso sólo los ha enfurecido aún más.


Las protestas también han sido ampliamente condenadas por grupos de camioneros. Eso incluye a la Canadian Trucking Alliance, que dice que la gran mayoría de los conductores están completamente vacunados, como la mayoría de la población del país.


Las restricciones pandémicas han sido mucho más estrictas en Canadá que en los Estados Unidos, pero los canadienses las han apoyado en gran medida. El país tiene menos capacidad hospitalaria, por lo que las provincias se han apresurado a imponer bloqueos cuando aumentan las infecciones. La tasa de mortalidad de Covid-19 de Canadá es un tercio de la de los Estados Unidos.


En los Estados Unidos, las protestas han sido aclamadas y promovidas por personalidades de Fox News y el expresidente Donald Trump, quien emitió un comunicado atacando “las duras políticas del lunático de extrema izquierda Justin Trudeau que ha destruido Canadá con locos mandatos de Covid”. El senador de Texas, Ted Cruz, ha llamado a los camioneros “héroes” y “patriotas”, y el multimillonario de Tesla, Elon Musk, también tuiteó su apoyo.


Te puede interesar: Protestas antivacunas aumentan en Canadá; hay manifestantes en Quebec, Toronto y Ottawa


Atravesando el río entre Detroit, Estados Unidos, y Windsor, en Ontario, Canadá, el puente colgante representa la friolera de 25% de todo el comercio entre los dos países, con 328 millones de dólares (417 millones de dólares canadienses) en mercancías que cruzan cada día.


El puente es fundamental para el sector alimentario de ambos países, así como para la industria automotriz; con los cruces casi cerrados, la escasez ha obligado a las plantas en ambos lados de la frontera a desconectarse o a operar a capacidad reducida.


El viernes, un juez ordenó a los manifestantes en el puente que pusieran fin al bloqueo y la policía advirtió que las personas que bloqueaban las calles podrían ser arrestadas y confiscadas sus vehículos.


Premier Ford ha declarado un estado de emergencia que permitiría penas de hasta un año de cárcel y multas de unos 80 mil dólares (100 mil dólares canadienses) para cualquier persona que impida el movimiento de bienes, personas y servicios a lo largo de la infraestructura crítica.


La gobernadora de Michigan, Gretchen Whitmer, instó a las autoridades canadienses a resolver el enfrentamiento rápidamente y dijo: “Está afectando los cheques de pago y las líneas de producción. Eso es inaceptable”.


Miles de manifestantes llegaron inicialmente a la ciudad hace dos semanas. Su número ha disminuido, pero más de 400 camiones permanecen estacionados frente a los edificios del Parlamento junto con una cocina improvisada.


Las manifestaciones han sido en gran parte pacíficas, pero ofensivas para muchos canadienses. Algunos manifestantes se estacionaron y orinaron en el National War Memorial, y se han visto banderas confederadas y esvásticas. Una estatua de Terry Fox, un héroe nacional que emprendió una gira de recaudación de fondos por Canadá después de perder una pierna a causa del cáncer, estaba cubierta con una bandera canadiense al revés y un cartel que decía: “mandato de libertad”. Muchos manifestantes llevan carteles o banderas con insultos obscenos que hacen referencia a Trudeau.


El alcalde de Ottawa, Jim Watson, declaró el estado de emergencia la semana pasada y dijo que las protestas representaban una amenaza para la seguridad de los residentes, ya que muchos estaban siendo hostigados. Los lugareños se quejaron del sonido continuo de las bocinas, pero después de que se obtuvo una orden judicial, ese ruido se disipó.


LOGO OFICIAL 2022.png