• Aguascalientes de México

Cohete china cae en la Tierra este sábado sobre el océano Índico.

Un cohete chino cayó en la Tierra este sábado sobre el océano Índico, pero la NASA dijo que Beijing no había compartido la “información de trayectoria específica” necesaria para saber dónde podrían haber posibles escombros esparcidos.


El Comando Espacial de Estados Unidos dijo que el cohete Long March 5B volvió a entrar sobre el océano Índico aproximadamente a las 12:45 horas del sábado (16:45 GMT), pero remitió las preguntas sobre “los aspectos técnicos del reingreso, como la posible ubicación del impacto de la dispersión de escombros” a China.


“Todas las naciones que realizan actividades espaciales deben seguir las mejores prácticas establecidas y hacer su parte para compartir este tipo de información con anticipación para permitir predicciones confiables del riesgo potencial de impacto de escombros”, dijo el administrador de la NASA, Bill Nelson.


“Hacerlo es fundamental para el uso responsable del espacio y para garantizar la seguridad de las personas aquí en la Tierra“, señaló. Los usuarios de las redes sociales en Malasia publicaron un video de lo que parecían ser restos del cohete.


Aerospace Corp, un centro de investigación sin fines de lucro financiado por el gobierno de EU cerca de Los Ángeles, dijo que era imprudente permitir que toda la etapa principal del cohete, que pesa 22.5 toneladas, regresara a la Tierra en un reingreso descontrolado.


A principios de esta semana, los analistas dijeron que el cuerpo del cohete se desintegraría a medida que se precipitara a través de la atmósfera, pero es lo suficientemente grande como para que numerosos fragmentos sobrevivan a un reingreso en llamas para que lluevan escombros en un área de unos 2 mil kilómetros de largo por unos 70 kilómetros de ancho.


La embajada china en Washington no hizo comentarios de inmediato. China dijo a principios de esta semana que seguiría de cerca los escombros, pero dijo que representaba poco riesgo para cualquiera en el terreno.


El Long Marcha 5B despegó el 24 de julio para entregar un módulo de laboratorio a la nueva estación espacial china en construcción en órbita, marcando el tercer vuelo del cohete más poderoso de China desde su lanzamiento inaugural en 2020.


Fragmentos de otro Long March 5B chino aterrizaron en Costa de Marfil en 2020, dañando varios edificios en esa nación de África Occidental, aunque no se reportaron heridos.


portada 444.jpg