• Aguascalientes de México

"Crimen de guerra" así cataloga EU el ataque que lazara Rusia a central nuclear Ucraniana.

Estados Unidos calificó este viernes de “crimen de guerra“ el ataque que lanzó Rusia anoche contra la central nuclear ucraniana de Zaporiyia y consideró que es un ejemplo de la manera “temeraria“ en la que Moscú está llevando a cabo la invasión de Ucrania.


Así se pronunciaron este viernes la embajada estadounidense en Ucrania en su cuenta de Twitter y un alto funcionario de Defensa en declaraciones a la prensa.


La condena más fuerte la pronunció la embajada de EU, cuyos diplomáticos están ahora en Polonia y que en un mensaje en Twitter afirmó: “Es un crimen de guerra atacar una planta de energía nuclear. El bombardeo del (presidente ruso, Vladímir) Putin a la planta nuclear más grande de Europa lleva su reinado de terror un paso más lejos“.


La embajada añadió en su mensaje la etiqueta “#LaHaya“, en referencia a la sede de la Corte Penal Internacional (CPI), cuya Fiscalía ya ha abierto una investigación en Ucrania por crímenes de guerra y de lesa humanidad.


Por otro lado, en declaraciones a la prensa este viernes, un alto funcionario de Defensa consideró que el ataque contra la planta nuclear de Zaporiyia, la mayor de Europa, es un ejemplo de la manera “temeraria“ en la que Rusia está llevando a cabo su invasión de Ucrania.


Recordó que las plantas nucleares “no están construidas para resistir conflictos armados“ y, por ello, consideró que “no hay excusa“ para la ofensiva rusa.


Anoche se produjo un ataque ruso contra la planta de Zaporiyia, donde se desató un fuego en uno de sus edificios. Las llamaradas fueron sofocadas por los bomberos este viernes tras unas horas de incertidumbre.


Por su parte, el gobierno de Rusia aseguró ante la ONU que sus tropas no atacaron la central nuclear y atribuyó los combates en la instalación a una operación de saboteadores ucranianos para tratar de culpar a Moscú.


“Esto es todo parte de una campaña de mentiras y desinformación sin precedentes contra Rusia“, señaló el embajador ruso ante Naciones Unidas, Vasili Nebenzia, durante una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad para abordar el incidente en Zaporiyia.


Según Nebenzia, las tropas rusas controlan la instalación y sus alrededores desde el pasado 28 de febrero y anoche fueron atacadas por un “grupo de sabotaje ucraniano“, que tras ser repelido por efectivos del Kremlin habría incendiado el edificio antes de huir.


La versión ofrecida por el embajador en Naciones Unidas coincide con la que dio poco antes en Moscú el portavoz del Ministerio de Defensa ruso, Igor Konashenkov, que denunció que todo el incidente en Zaporiyia fue una “provocación“.


Nebenzia aseguró que el Ejército ruso está haciendo todo lo que está en sus manos “para asegurar la seguridad de las instalaciones nucleares ucranianas“ y denunció una “enorme campaña de propaganda antirrusa basada en acusaciones de que Rusia supuestamente está tratando de crear una fuente de contaminación radiactiva“.


Sobre la situación en la central, Nebenzia aseguró que el fuego fue extinguido y que los niveles de radiación son normales mientras la planta sigue funcionando “con normalidad de acuerdo con los requisitos técnicos“.


portada 444.jpg