• Aguascalientes de México

Dana Gordon aún teme que pueda ocurrir otro tiroteo masivo.

En un estado con algunas de las regulaciones de armas más estrictas del país y una ciudad que prohíbe las armas semiautomáticas, la activista Dana Gordon aún teme que pueda ocurrir otro tiroteo masivo.


Gordon, residente de Highland Park y activista contra la violencia armada, reconoció en la población las preguntas familiarizadas con los tiroteos masivos en todo el país: ¿cómo podría llegar tal violencia a su escuela, su supermercado o cine, su ciudad?


El último acto de violencia masiva en Estados Unidos se produjo el lunes en un suburbio al norte de Chicago, cuando un hombre armado subió a la parte superior de un negocio y disparó sobre la ruta del desfile del Día de la Independencia de Highland Park. En los hechos, siete personas murieron y más de 30 resultaron heridas.


La violencia ha centrado la atención en la prohibición de armas semiautomáticas y cargadores de gran capacidad de Highland Park, implementada desde 2013.


Los funcionarios de Illinois han afirmado durante mucho tiempo que las armas legales e ilegales se compran fácilmente en los estados vecinos, lo que dificulta incluso la eficacia de las leyes locales más estrictas. Las autoridades informaron que el presunto responsable de la matanza, un residente de 21 años de la cercana Highwood, compró legalmente el rifle utilizado en el ataque en el área de Chicago, pero no dijo exactamente el sitio.


Tampoco han especificado el tipo de arma utilizada, solo la describen como de alta potencia y “similar a un AR-15”.


Las drásticas medidas tomadas en Highland Park sobrevivieron a un desafío legal, interpuesto por un pediatra local y la Asociación del Rifle del Estado de Illinois. El asunto terminó en la puerta de la Corte Suprema de Estados Unidos en 2015, pero los jueces se negaron a escuchar el caso.


La alcaldesa de Highland Park, Nancy Rotering respondió a la victoria argumentando, en ese momento: “Prohibir las armas de asalto y los cargadores de gran capacidad es un paso de sentido común para reducir la violencia armada y proteger a nuestros niños, nuestras fuerzas del orden público y nuestras comunidades de la violencia y el dolor masivos potenciales”


Para Gordon y otros activistas en Highland Park, el ataque violento del lunes fue un impulso para continuar trabajando hacia las restricciones nacionales sobre tales armas y municiones.


LOGO OFICIAL 2022.png