top of page
  • Aguascalientes de México

-DE VIAJE CON LOS DERBEZ REÚNE A TODA LA FAMILIA POR EL ESTRENO DE SU TERCERA TEMPORADA

Eugenio Derbez encabezó al lado de su esposa Alessandra Rosaldo y sus hijos Vadhir, Aslinn y José Eduardo, el salón Jardín Santa Fe de la Ciudad de México la alfombra color arena por el estreno de la tercera temporada del reality de Prime Video De Viaje con los Derbez, en la que comparten las experiencias que vivieron durante un mes en la isla caribeña. Al desfilar por la alfombra, el también cineasta afirmó que no ha querido meter cámaras de grabación en su hogar. Por eso, se sienten como peces en el agua viajando por distintos sitios para que la audiencia los conozca sin caretas y tal como son ellos:

“Sí es padre, pero a la vez tiene su lado oscuro el reality, porque nos rebasan los hechos, como la situación que vivimos que el chofer que manejo una camioneta en sentido contrario y no le importó nuestro sentir. Todos estábamos espantados, aunque optamos por no mostrarnos ante las cámaras con tal preocupación, era una carretera angosta y sí íbamos a chocar en varias ocasiones”, señaló Derbez. “Cada experiencia nos lleva a reflexionar y afirmar: ‘la vida es hoy. Hay que agradecer todos los días y hazle caso a tu intuición”, comentó Alessandra. Derbez hizo saber que “lo malo de este viaje, es el accidente que vivió Vadhir en un paramotor que se desplomó. Para mí, fue el momento más horrible de mi vida, ver cómo caía mi hijo y pensar lo peor hasta que lo encontramos.


“Por todo estos hechos inesperados, aunque se piense que soy controlador de mi familia, más bien me pienso un organizador. Sólo les hago sugerencias para tal o cual cosa a mi familia, metiéndoles mucha presión para vivir nuevas experiencias”, sostiene Eugenio.

Y aceptó que “gracias a Aitana, ella me ha dado una segunda oportunidad para enmendar mis errores de padre. Y Ale me ayuda mucho, y me doy cuenta de las cosas que hice mal con mis tres hijos mayores”.

Agregó que no ha sido fácil viajar en familia. “La primera temporada nos separó, luego platicamos, comprendimos, curamos y limpiamos las cosas que estaban mal, porque creímos que íbamos a Disneylandia y no”.

En relación a su salud, añadió que empieza a ejercitarse con pesas: “ya estoy recuperado, puedo levantar mis brazos, aunque no puedo lavarme el cabello aún con mis dos manos, requiero ayuda, luego de las 17 fracturas que tuve”.




Comments


portada 444.jpg
bottom of page